27 de abril de 2017

El pasto parece un mar


El pasto parece un mar

El pasto parece un mar
agitado por el viento,
y las hojitas son olas
de un marrón amarillento.

Douglas Wright



En la mañana ventosa


En la mañana ventosa

En la mañana ventosa,
mis ojos revolotean;
parecen hojas al viento
que por la mañana vuelan.

En la mañana ventosa,
mis ojos revolotean;
¡que vean lo que ellos quieran,
que vean lo que ellos vean!

Douglas Wright



25 de abril de 2017

Las letras andan en fila


Las letras andan en fila

Las letras andan en fila
pero no la realidad
—que sucede en todas partes,
que sucede al mismo tiempo,
como en simultaneidad.

Las palabras van en fila
—una adelante, otra atrás—;
pero todo, en todas partes,
pero todo, al mismo tiempo:
así va la realidad.

Douglas Wright



Tres bocaditos para el cielo



Una lejanía azul

Una lejanía azul
—ésa que llamamos cielo—
está lejos y está cerca,
está cerca y está lejos.

----


¿Qué cosa hay más suave?

¿Qué cosa hay más suave
que un atardecer?
—con su rosa suave,
con su brisa suave,
con su lento y suave,
suave descender.

----


Bajo estos inmensos cielos

Bajo estos inmensos cielos,
no sólo yo, sino todos
—cada uno a su manera,
cada uno a su modo.


Douglas Wright


23 de abril de 2017

“Ilusiones sustantivas”



“Ilusiones sustantivas”

A Alan Watts

¿Adónde se va mi “puño”
cuando yo abro la mano?;
y ¿adónde va mi “regazo”
cuando me pongo de pie,
una vez que estoy parado?

Esas que parecen “cosas”,
no son cosas, me parece:
“ilusiones sustantivas”
que una acción las desvanece.

Douglas Wright


Pajaritos amarillos


Pajaritos amarillos

Pajaritos amarillos
revolotean en los fresnos
—o son hojitas de otoño
que vuelan hacia el invierno.

Douglas Wright



22 de abril de 2017

Los pajaritos del cielo


Los pajaritos del cielo

Los pajaritos del cielo
se llevan mis poesías
al otro lado del mundo,
a la India o a la China.

Los pajaritos del cielo
le dan a mis poesías
alas como benteveos,
alas como golondrinas.

Los pajaritos del cielo
hacen que mis poesías
parezcan hechas de aire,
como vientos, como brisas.

Douglas Wright



19 de abril de 2017

El eco tiene voz propia


El eco tiene voz propia

El eco no es pura copia,
no es mera repetición;
él tiene su tono propio,
él tiene su propia voz.

La voz de la cordillera,
de la montaña y del valle;
voces de grandes distancias
que se extienden por el aire.

El eco tiene voz propia,
esa es, creo, la cuestión;
el eco no es pura copia,
no es mera repetición.

Douglas Wright



La intemperie en soledad


La intemperie en soledad

¡Qué íntima, la intemperie!
—la intemperie en soledad—;
la arboleda, una burbuja
de mágica intimidad.

Douglas Wright



¿Dónde nace mi poesía?


¿Dónde nace mi poesía?

¿Dónde nacen mis poemas?,
fuera de la poesía
—en ese sol que me alumbra
y el aire que me respira.

¿Dónde nace mi poesía?,
afuera de los poemas
—en esa noche estrellada
y en esa gran luna llena.

El Viejo Now



18 de abril de 2017

El cielo siempre es el cielo



Canción basada en la poesía
del mismo nombre.

Para Daniel Marino,
amigo de cielos y de fuegos.

Letra y música, guitarras
y voces: Douglas Wright



Con la frescura en el aire
anda el cielo en la mañana,
mientras me pongo la ropa
lo miro por la ventana,

lo miro por la ventana.


Azul profundo es el cielo,
el cielo del mediodía,
es un cielo luminoso
que brilla con alegría,

que brilla con alegría. 


Todo pintado de rojo
brilla el cielo de la tarde;
y el cielo parece un fuego,
parece un fuego que arde,

parece un fuego que arde. 


Y cuando llega el invierno
se pone el cielo nublado,
parece que está con bronca,
parece que está enojado,

parece que está enojado.


Y en alguna noche oscura
miro ese cielo estrellado,
después que apago la luz,
cuando ya estoy acostado,

cuando ya estoy acostado. 


Y tan rojo como el fuego
o tan azul como el hielo,
siempre igual, siempre distinto,
el cielo siempre es el cielo,

el cielo siempre es el cielo,

el cielo siempre es el cielo,

el cielo siempre es el cielo.



----
Canción: El cielo siempre es el cielo


17 de abril de 2017

Esas suites para chelo de Bach


Esas suites para chelo de Bach

El otoño es más otoño
con ese chelo de Bach
que hace que el fresno de enfrente
no pare de amarillear.

El otoño es más otoño
con esas suites para chelo
que empalidecen el aire,
que llenan de hojas el suelo.

El otoño es más otoño
con ese chelo de Bach
que, en esas suites para chelo,
anda dele otoñar.

Douglas Wright